CONTACTO (indicando como asunto El Chouan Ibérico): arturoen@hotmail.com

lunes, 5 de agosto de 2013

“EL CONDE DE ABRANHOS” de Eça de Queirós


            No cabe duda que la intención última de una editorial al publicar un libro es obtener una rentabilidad económica vendiéndolo siendo una apuesta segura la constante reedición de grandes obras clásicas de autores consagrados y siendo menos segura la apuesta por la edición de autores noveles o la publicación de obras menores de grandes autores. No obstante, no solo es la creencia en que el libro publicado vaya a generar unos beneficios lo que hace que una editorial publique una obra sino también influyen otros factores como puede ser la conexión de la obra que se publica con el momento social que se vive.

            Tal parece ser el caso, la conexión entre el libro y el momento presente, la que parece haber inspirado a la Editorial Acantilado la publicación de “El Conde de Abranhos”, novela escrita por el máximo exponente del realismo lusitano, don José María Eça de Queirós; no obstante de no ser una de las principales obras del escritor portugués conocido sobre todo por sus novelas “El Crimen del Padre Amaro”, “El Primo Basilio” o “El Mandarín”.

            “El Conde de Abranhos” es una breve novela presentada a los lectores bajo la forma de biografía donde el autor, sin prescindir de cierta comicidad, critica duramente a los políticos portugueses, que bien pudieran ser españoles, representados por el protagonista: don Alipio Severo Noronha, Conde de Abranhos.

            El protagonista de esta novela de Eça de Queirós no deja de ser presentado constantemente por su secretario, Zagalo, supuesto autor de la biografía, que más bien pretende ser hagiografía; como un fantoche ignorante, petulante, cobarde y mezquino que no deja de presentar públicas virtudes y poseer toda clase de vicios privados y cuya  única intención en la vida es la de ir medrando en la sociedad y en la política portuguesa.

            La mezquindad del personaje es su más inseparable compañera poniéndose de manifiesto en numerosas ocasiones a lo largo de la obra. Así, siendo estudiante universitario no duda en delatar anónimamente a un compañero de aula que criticaba jocosamente a un profesor para salir inmediatamente de ese cobarde anonimato en cuanto llegan a sus oídos que la delación puede tener alguna recompensa por parte del claustro de profesores. Posteriormente siendo director de un periódico no duda en cambiar constantemente de línea editorial inclinándose en cada momento a favor de la facción o partido que le subvencione y finalmente no duda en aceptar un matrimonio de conveniencia a fin de adquirir cierta seguridad económica y posición en la sociedad portuguesa.

            Por su parte, la cobardía se revela en el personaje en varios episodios de la obra como son la duda que le asalta a la hora de aceptar o no una cartera ministerial en un gobierno de facto presidido por un general o en un fallido duelo donde el Conde de Abranhos, después de fingir equivocarse de fecha y lugar, sufre una crisis estomacal aguda que no es más que los síntomas físicos del miedo que le posee.

            Finalmente, la completa ignorancia surge cuando siendo finalmente nombrado Ministro de Marina desconoce hasta la situación geográfica de las más grandes posesiones coloniales portuguesas mandando buques a lugares interiores y manifestando no hacer falta un transporte naval para llegar a una isla… ¡Y todo ello antes de la existencia de la primera línea aérea!.

            Por otra parte, toda esta novela de Eça de Queirós esta adornada por no pocas manifestaciones y discursos del protagonista en los que se refleja claramente el eterno lenguaje de los políticos que consiste en hablar mucho para no decir nada y, sobre todo, en no comprometerse jamás haciendo siempre afirmaciones que hoy se puedan interpretar de una manera y mañana justamente de la contraria.

            El libro de “El Conde de Abranhos” se presenta por la editorial Acantilado rodeado de una faja verde sobre la que reza la siguiente leyenda “¿Han sido siempre así los políticos?”. Probablemente, como hemos dicho más arriba, esta haya sido la causa de la publicación de esta obra secundaria de Eça de Queirós porque Alipio Severo Noronha son, hoy en día, todos y cada uno de los políticos que actúan en este ibérico suelo formando un partido único: el del Conde de Abranhos.


El Cristo Negro de Montejurra

El Cristo Negro de Montejurra
El Chouan Ibérico se suma a la iniciativa de la bitácora “Reflexión Crítica” y esta imagen estará presente en “El Chouan” mientras no cese la campaña contra los católicos en España.

Seguidores

-0-0-0-0- Carlistes de Catalunya -0-0-0-

Archivo del blog