CONTACTO (indicando como asunto El Chouan Ibérico): arturoen@hotmail.com

miércoles, 17 de diciembre de 2014

REUNION DE DON JAIME DE BORBON PARMA CON LOS VICECANCILLERES DE LA ROLP

La Real Orden de la Legitimidad Proscripta (ROLP), nos ha hecho llegar la nota de prensa que reproducimos a continuación:

                "El pasado domingo, 14 de diciembre, presidida por el Infante Don Jaime de Borbón Parma, como Canciller de la Real Orden de la Legitimidad Proscripta (ROLP), tuvo lugar en Madrid una reunión de trabajo con los vicecancilleres. También participó en el encuentro la Infanta Doña María Teresa.
 
            Tras un debate sobre la preocupante situación social, económica y política de la realidad española y el análisis de los trabajos realizados durante el año 2014, se aprobó un proyecto de actividades para el próximo año.

            Se institucionaliza un encuentro anual de los carlistas, simpatizantes y amigos con nuestro abanderado y titular de la Dinastía, Don Carlos Javier de Borbón Parma, en la primera quincena del mes de junio. Inicialmente la fecha de los actos tendrá carácter fijo, no así el lugar  concreto que variará. Para el año 2015, y tras analizar las propuestas,  se han iniciado las gestiones para escoger la ciudad idónea para  el encuentro.

            También se informó que don Jaime impartirá, en el próximo mes de Abril, sendas conferencias en las universidades Abat Oliba-CEU (Barcelona) y Rovira i Virgili (Tarragona), sobre "Recursos naturales y la Nueva Diplomacia que promueve el comercio justo y sostenible".

            Asimismo,  se acordó que la "Asociación 16 de Abril" organizara la presentación  del libro de Manuel Martorell  “Don Carlos Hugo frente a Juan Carlos. La solución federal que Franco rechazó”, en diversas localidades, programándose inicialmente en Barcelona (Ateneo Barcelonés, el 12 de Febrero del 2015), Tarragona y Estella. También tendrá lugar en Sevilla la presentación de las ediciones española y francesa del libro de Doña María Teresa, “Así fueron, así son”.

            La reunión concluyó con un debate, planteado por Don Jaime, sobre la problemática de la juventud española: alto índice de paro, recortes educativos y sociales que terminarán por afectarla, dificultades para la participación política y emigración como dolorosa alternativa de futuro."

jueves, 11 de diciembre de 2014

PROPIEDAD INMOBILIARIA Y FISCALIDAD


Al mismo tiempo que el actual Presidente del Gobierno, don Mariano Rajoy Brey, seguía en Veracruz con su salmodia de la recuperación económica del país y anunciaba los mayores crecimientos para los dos próximos años, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (O.C.D.E.) echaba por tierra tan halagüeñas predicciones afirmando que España crecerá menos de lo que asegura el Gobierno y sugiriendo que se incrementara la presión fiscal sobre la propiedad.

            En primer lugar, la propiedad aparece configurada como un derecho en la vigente Constitución de 1978 y a pesar de los razonamientos de las lumbreras jurídicas que adornan las más altas instancias de la Administración de Justicia española, los derechos se tienen o no se tienen, se reconocen o no se reconocen, por  tanto esa otra cantinela de "los derechos progresivos" no dejan de ser un sofisma más de los que se nutre la falsa, pero muy aparente, legitimidad del actual régimen.

            La propiedad no es un derecho ilimitado y está sometido a los límites que impone su función social  y el sentido común y como derecho que se reconoce no implica solo el derecho a no ser despojado de lo que se tiene sino también el derecho a acceder a esa propiedad, así pues es de considerar la forma de gravar la propiedad con sumo cuidado.

            Hasta ahora el impuesto principal que grava la propiedad es el Impuesto de Bienes Inmuebles (antigua Contribución) que es un impuesto municipal lineal que todos los ciudadanos deben abonar conforme a unos elementos y correcciones que proporciona la propia administración local dependiendo de los metros cuadrados que tenga el bien inmueble y de la zona donde el mismo se encuentre. Y bien digo que este impuesto lo abonan todos los ciudadanos porque, incluso, los que no son propietarios y tan solo son arrendatarios de un inmueble ven como se repercute este impuesto en sus recibos de alquiler.

            Incrementar el impuesto que grava la propiedad, esto es, aumentar el Impuesto de Bienes Inmuebles llevará aparejado un mayor empobrecimiento de la población que podrá tener problemas para abonar este impuesto y se verá obligado a vender o mal vender su propiedad inmobiliaria favoreciendo la concentración progresiva de la misma en unas pocas manos que serán las que, en definitiva, la puedan mantener y especular con ella. Asimismo ahondará la brecha social entre ricos y pobres introduciendo una distinción definitiva al quedar identificados los ricos como los propietarios y los pobres como los que no lo son.        
  
            Por todo esto es posible y sería conveniente crear o modificar el Impuesto de Bienes Inmuebles en el sentido de hacerlo progresivo mediante una presión fiscal que distinga entre terceras y sucesivas propiedades, sobre propiedades improductivas entendiéndose por tales propiedades cerradas y no ofertadas en arrendamiento y sobre propiedades pertenecientes a sociedades mercantiles.

            Atendiendo a todo ello el impuesto que grava la propiedad inmobiliaria debería aplicarse distinguiendo la siguiente categoría de inmuebles:

            A) Viviendas propiedad de particulares:

          a.1) Hasta un determinado número de metros cuadrados, el impuesto que grava la primera vivienda de un particular debería ser testimonial y estar sometido a un tipo reducido de gravamen ya que es de entender que se trata de su domicilio habitual. 

        a.2) La segunda vivienda debería pagar un tipo general de gravamen atendiendo, como se hace hasta ahora, a la localización y metros cuadrados de la vivienda.

           a.3) La tercera y sucesivas viviendas propiedad de la misma persona física deberían abonar un extra tipo atendiendo igualmente, como se hace actualmente, a localización y metros cuadrados de la vivienda.

          B) Viviendas propiedad de sociedades mercantiles. Quedarían gravadas con un extratipo atendiendo a su localización y metros cuadrados. La razón de esto se encuentra en que si una sociedad mercantil tiene varias viviendas se entiende que es una sociedad cuyo objeto comercial real es la explotación inmobiliaria ya sea a través del alquiler o de la compra-venta. Además un inmueble propiedad de una sociedad mercantil se puede transmitir vendiendo las acciones de esa sociedad con lo que dicha transmisión no tributa en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales al seis por ciento sino por Actos Jurídicos Documentados al uno por ciento aproximadamente y asimismo no está sujeta al Impuesto sobre el Incremento de Bienes Inmuebles (Plusvalía). Además, el Impuesto de Sociedades goza de un tipo inferior al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

         C) Locales Comerciales u oficinas y plazas de garaje pertenecientes a particulares o sociedades mercantiles pagarían el tipo de gravamen general conforme a la localización de los mismos y el número de metros cuadrados que tengan. En este punto se seguiría haciendo básicamente como hasta ahora.

       D) Sobre las viviendas vacías y no ofertadas en alquiler, con independencia de que pertenezcan a personas físicas o sociedades mercantiles y sean segunda o sucesivas propiedades se podría cargar un determinado porcentaje, no superior al diez por ciento, sobre la cuota final a pagar por el Impuesto de Bienes Inmuebles.

            Con esta modificación del Impuesto de Bienes Inmuebles se garantizaría el derecho a una vivienda digna y a la propiedad alejando el peligro de concentración de la misma, se motivaría la entrada de viviendas en el mercado de alquiler, dejaría de ser una ventaja constituir sociedades mercantiles con exclusiva finalidad patrimonial y, además, se aumentaría la recaudación.

lunes, 1 de diciembre de 2014

PROVIDENCIALISMO Y LIDERAZGO POLÍTICO: EL LIDER PROVIDENCIAL



Hubo un momento de nuestra reciente historia en el que para referirse al Jefe del Estado (en aquel entonces el dictador Francisco Franco) se utilizaba la expresión "el hombre enviado por la Providencia para salvar a España" envolviendo de este modo al tirano en cierto halo divino que lo hacía perfecto e infalible. Este fenómeno, que bien se puede denominar como "Liderazgo Providencial", no es patrimonio exclusivo de los españoles porque a lo largo de la Historia Universal se ha hablado muchas veces de la aparición de "Líderes Providenciales" que surgían en determinados momentos para salvar situaciones complicadas siendo realmente escasos aquellos que reúnen las características socio-políticas que debe poseer un "Líder Providencial". Esto nos debe llevar y nos lleva a plantearnos cuál es el origen del "Liderazgo Providencial", como surgen los "Líderes Providenciales" y qué es lo que realmente son.

            Atendiendo al origen, la idea de un "Líder Providencial" es una idea indiscutible y puramente religiosa que emana del "Mesianismo" Judeo-Cristiano, según el cual el cambio de un estado del desarrollo de una sociedad será originado por la llegada de un "mesías" o héroe, al que corresponde el establecimiento de un nuevo periodo que, superando las dificultades del anterior, conducirá al pueblo a una situación mejor y casi utópica. Así pues, la idea de los liderazgos providenciales solo puede surgir en sociedades que conservan un sustrato religioso en su psique colectiva. De este modo, el "Líder Providencial" no será un líder religioso pero se le atribuirán unas características, evidentemente irreales y ficticias, de perfección casi divina que harán que sus seguidores y partidarios le consideren inmaculado e infalible.

            El concepto de "Líder Providencial" siempre subyace en el inconsciente de las masas y de los pueblos y aflora en los momentos de crisis como una demanda clamorosa que asciende hasta la consciencia de lo deseable; así pues el  "Líder Providencial" no nace, ni está predestinado ni se hace con el transcurso del tiempo sino que es exclusivo fruto de la psicología de una sociedad que ante una situación grave, o más bien desesperada, reconoce en tal o cual persona a su redentor. El "Líder Providencial", curiosamente no se autoproclama o se autocalifica como tal (como ocurría en el caso de Franco y de algunos más) sino que es proclamado por el propio pueblo quien le encumbra a un poder que podrá ejercer de forma dictatorial y totalitaria o no, pero al cual jamás accederá por imposición de su voluntad pues aquel dirigente que accede al poder por la fuerza a través de un golpe de estado podrá conseguir la dominación a través del miedo y de la violencia pero jamás conseguirá el respeto y la veneración casi sobrenatural que requiere el "Liderazgo Providencial" y que es lo que le llevara a imperar sobre un pueblo del que obtendrá la sumisión voluntaria.

Por su parte el "Liderazgo Providencial" se caracteriza por una veneración cuasi-religiosa del Líder por parte de los seguidores, los cuales le arropan en todo momento y se muestran impermeables a toda crítica justificando y defendiéndole de todo indicio o prueba negativa que pueda existir en contra de un jefe al que consideran exento de toda mácula. En un "Liderazgo Providencial" no hay sometimiento de un pueblo sino entrega generosa y sin restricciones de éste al Líder que hace que su condición sea indiscutible. En un "Liderazgo Providencial" existe el culto a la personalidad del líder pero a diferencia de cualquier dictadura clásica, este no es impuesto desde arriba sino que surge desde abajo y va ascendiendo por los distintos cuerpos sociales hasta convertirse en una exigencia de institucionalización que se le impone al Estado (Por ejemplo, el caso de Eva Duarte de Perón). 

            Los seguidores de un "Líder Providencial" no responden a una psicología política normal y racional pues para ellos la ideas del Líder constituyen una especie de religión y él líder mismo aparece embestido de un carácter sobrehumano que hace que sus partidarios le consideren casi como a un Dios. La lealtad y fidelidad de los seguidores es absoluta, incluso se podría calificar de fanática, mientras que el "Líder Providencial" tiene que mostrar una imagen que, siendo o no reflejo de la realidad, transmita certeza absoluta y claridad de pensamiento, seguridad en sí mismo y en sus propias capacidades e integridad absoluta con lo que en realidad la influencia de la personalidad del Jefe sobre sus masas partidarias se asienta en una pura operación de imagen para construir un icono mediático inatacable. Por otro lado un "Líder Providencial", a diferencia de un liderazgo político normal, no solo debe ser capaz de administrar un estado sino que, sobretodo, debe ser capaz de gobernar a un pueblo interpretando, en cada momento, sus deseos por lo que también tiene cierto carácter de augur.

            De todo lo anteriormente expuesto se puede concluir a modo de resumen, que el "Líder Providencial" surge de la necesidad de unas masas cómodas cuyo inconsciente psicológico, en unos tiempos muy concretos que suelen coincidir con momentos de crisis prologadas, reclama una autoridad fuerte e inapelable que, estando en posesión absoluta de la verdad, les solucione los problemas. Para ello, los pueblos no dudan en entregarse ciegamente a ese "Líder Providencial" mostrándose totalmente impermeables a cualquier crítica racional contra él y rechazando visceralmente toda objeción que pueda hacerse por muy racional que esta pueda ser. De esta forma el "Líder Providencial", nunca discutido, es siempre encumbrado pacífica y legalmente al poder por unas masas que siempre le veneran y le serán fieles hasta el fanatismo no siendo asequibles al desengaño hasta que no se enfrenten a una trágica realidad que les haga apurar el Cáliz hasta las heces.

            Hasta aquí hemos planteado la teoría del "Liderazgo Providencial" o del "Líder Providencial" así como sus características, ahora corresponde al lector analizar libremente quien, de los muchos líderes políticos habidos en el pasado, reúne las características señaladas sobre todo para prevenirse de los que puedan venir en un futuro que ya es presente.  
 

El Cristo Negro de Montejurra

El Cristo Negro de Montejurra
El Chouan Ibérico se suma a la iniciativa de la bitácora “Reflexión Crítica” y esta imagen estará presente en “El Chouan” mientras no cese la campaña contra los católicos en España.

Seguidores

-0-0-0-0- Carlistes de Catalunya -0-0-0-

Archivo del blog