CONTACTO (indicando como asunto El Chouan Ibérico): arturoen@hotmail.com

miércoles, 29 de octubre de 2014

INDIGNIDAD NACIONAL



           
Sr. Granados parece usted paja más que trigo
¡¡Ni uno más, no se puede soportar ni uno más!!. El pueblo español no debe seguir soportando ni un caso más de corrupción de los miembros de la casta política que, encaramados en el poder, nos viene mal gobernando desde hace décadas.

            La última redada policial, propia de una operación antimafia organizada por los Carabineri en Napoles y Sicilia durante los duros años setenta, no ha tenido por objeto a ningún "Capo" de la "Cosa Nostra" sino a numerosos cargos y ex-cargos (¿o debería decir capos y ex-capos?) públicos de los grandes partidos mayoritarios. Ha sido una operación contra la corrupción que se suma a una lista demasiado larga de escándalos que afectan ya a la totalidad de la casta política existente en nuestro país y que, lejos de suponer regeneración democrática alguna, nos hacen pensar en los casos que quedan por destapar o que no llegaran a destaparse nunca.

            Los distintos responsables de los partidos que en su día pusieron a estos señores en los cargos públicos que utilizaron en su beneficio piden disculpas, pero no es tiempo de pedir disculpas. Uno pide disculpas cuando mete la pata o pega un pisotón sin querer a otro en el metro, pero cuando se mete la mano, cuando existe intención de beneficiarse en detrimento de otros, de la generalidad, uno no pide disculpas, sino que asume las consecuencias y actúa con alguna vergüenza si es que todavía le queda algún rastro de ella.

            Y cuando hablo de vergüenza, no puedo negar que se me pasa por la cabeza aquella escena de una película británica cuyo título no recuerdo en la que un miembro de un club de caballeros tras cometer una falta (creo incluso recordar que se trataba de un robo) es sometido a una especie de juicio y tras acordarse su posible expulsión del club se le deja solo en la sala en la que, pasados unos minutos, entra un elegante mayordomo portando una bandeja de plata con una copa de coñac y un revólver y le dice "señor, los caballeros de ahí fuera le envían esto y dicen que están seguros que se comportará como uno de ellos". Suicidios por vergüenza u honor ha habido muchos a lo largo de la historia, sobre todo en aquellos periodos en los que la fama, la verdadera fama y no esa calderilla a la que hoy llamamos popularidad, era más importante que la propia vida, pero no creo que tal salida sea aplicable ni exigible a ninguno de los miembros de nuestra casta política porque sin lugar a dudas si alguien les ofreciera en una bandeja de plata una copa de coñac y un revólver, demostrarían tal desvergüenza que se tomarían la copa de coñac y utilizarían el revólver para abrirse paso a tiros y así huir con la bandeja de plata. 
      
Señores políticos, no es hora de disculparse, es hora de... tomarse una copa de coñac
Recordemos un poco las enseñanzas teológicas del catolicismo aunque en este país tal cosa sea "out" y este mal vista. Dice la doctrina católica que todo pecador (y en el tema que tratamos hay mucho pecador, especialmente contra el Séptimo mandamiento: "no robarás") puede ser perdonado a través del Sacramento de la Confesión, pero tal perdón no es gratuito sino que exige dolor de corazón, propósito de enmienda y reparación del daño. En los miembros de nuestra casta política no existe ningún dolor de corazón, salvo que tengan la tensión arterial por las nubes a consecuencia de la dieta hipergrasa ingerida en algún banquete pantagruélico pagado a costa del erario público, por el simple hecho de que, como buenos chorizos que son, solo les aparece el arrepentimiento y el propósito de enmienda cuando les pillan, nunca antes. No obstante, lo más curioso de todo es que jamás, ni siquiera cuando resultan condenados por sentencia firme, surge en ellos la idea de la reparación del daño, esto es, la idea de devolver lo que han robado. Y es que para ellos el robo es un trabajo, su verdadero trabajo, y el tiempo una pura inversión porque saben que si logran conservar el botín o parte del mismo, a pesar de que se les imponga una condena de veinte años (y nunca suelen ser tan duras las penas para los casos de corrupción), saben que saldrán como mucho a los diez o doce años y que además del subsidio de paro por excarcelación podrán disfrutar de una situación económica acomodada, sobre todo si guardan el botín en paraísos fiscales. Y dígame el lector ¿Que son veinte años de prisión sabiendo que al salir de la misma se va a tener la capacidad económica para vivir a "la grande du monde" comparado con veinte años de trabajo honrado tras los cuales tal vez se haya tenido la suerte de poder pagar la mitad de la hipoteca?.

            Por eso, ante los casos de corrupción ya no vale pedir perdón por parte de los jerifaltes de hoy pero es que tampoco vale que los ciudadanos se conformen con que los corruptos vayan a la cárcel porque podemos afirmar que a cualquier corrupto de nuestra casta política le compensa ir veinte años a la cárcel si sabe que al salir se va a encontrar tan solo con cinco millones de euros de los muchos que haya podido llevarse mientras que al ciudadano no le compensa que el corrupto pase cuarenta años en la cárcel si no reintegra, de una forma u otra, en su totalidad o práctica totalidad lo que se ha llevado.

            Por eso, ya en Enero del 2013 pedíamos desde este modesto blog la introducción en nuestro Código Penal de la pena de "Indignidad Nacional"  para los delitos de corrupción cometidos por políticos y funcionarios públicos y que, en derecho comparado, tiene sus precedentes en la pena de "Degradación Nacional" existente en la III República Francesa. Esta  petición que reiteramos nuevamente como exigencia resulta imprescindible para que el pueblo español no caiga en la indignidad de la inteligencia que supone permitir a los corruptos vivir de por vida de sus corrupciones.

martes, 21 de octubre de 2014

LOS ERRORES OBJETIVOS DEL 9-N



Artur Mas, ha terminado engañando al pueblo catalán al que prometió un referendum y no una mera encuesta

Mientras que España entera contenía la respiración ante el primer caso confirmado de contagio de ébola fuera de África, el Presidente de la Generalitat Catalana anunciaba la renuncia de su ejecutivo a celebrar el Referéndum convocado para el mes que viene y que fue la propuesta estrella de su programa electoral en las elecciones autonómicas catalanas de 2012 dejándolo reducido a una puro y simple representación para engañabobos.

            El tema del Referéndum ha recibido desde el principio un tratamiento erróneo y errático por todas las fuerzas políticas situadas a ambas riberas del Ebro hasta convertirse en un despropósito político de enorme magnitud, empezando por la fecha misma elegida para su celebración, el 9 de Noviembre, que coincide curiosamente con aquel "Supuesto Anticonstitucional Máximo" que fue el Putsch de Múnich de 1923.

            Coincidencias y curiosidades aparte, es imprescindible analizar los errores cometidos por ambas partes a fin de vislumbrar una explicación, no a lo que ha pasado, sino a lo que va a pasar en los próximos años o, tal vez, meses.

            El gravísimo error del Gobierno que preside Mariano Rajoy ha sido no dialogar con el ejecutivo catalán y no pactar con el mismo la celebración del Referéndum dando una salida al deseo de votar de una porción, muy posiblemente mayoritaria, de la población catalana. Los puntos a concretar en la necesaria negociación (la cual debería haber sido extremadamente discreta) entre el gobierno autonómico y el gobierno central hubieran sido los siguientes: fijar la fecha adecuada (reiteramos que hacer coincidir la fecha de un Referéndum con la fecha del Putsch de Munich de 1923, no resulta de lo más apropiado para nadie), fijar la pregunta a formular para hacerla más clara y menos compleja y fijar el derecho a voto de quienes podrían votar en dicha consulta a fin de que fuera acorde con la legalidad vigente respecto a las consultas electorales. A cambio, el Gobierno popular debería haber tolerado la celebración de la consulta no recurriéndola ni poniendo obstáculo alguno a la misma. A este respecto es de indicar que el Referéndum convocado por Artur Mas, al igual que todos los celebrados desde la entrada en vigor de la Constitución de 1978, era consultivo y no vinculante por lo que ningún gobierno quedaba obligado a elevar su resultado a categoría de ley y que el Gobierno Español podía haberse limitado a no hacer nada, no recurriendo la convocatoria de la Generalitat ante el Tribunal Constitucional y limitándose simple y llanamente a permitirla sin entorpecerla ni apoyarla institucionalmente.

            La negativa del Gobierno que preside el señor Rajoy a que el Referéndum convocado por la Generalitat se celebrase incide aún más en "el problema español" del que Cataluña no es más que un síntoma, probablemente el más llamativo, pero no el único y que no es otro que un problema de concepto, organización y visión del estado que este país arrastra desde hace casi doscientos años.

            Por otra parte, Mariano Rajoy, su gobierno y su partido, así como el partido de la oposición, han demostrado individual y conjuntamente carecer de la capacidad, de la inteligencia y de la voluntad política imprescindible para solucionar el verdadero "problema español" deseando exclusivamente aplazar un debate existente y queriendo engañar a todos los ciudadanos españoles haciéndoles creer falsamente que el problema ni existe ni existió nunca.

Esquerra debería llevar inmediatamente al Parlament una propuesta de Ley que declarase la independencia
            Por su parte el Govern Catalá presidido por Artur Mas también ha cometido sus graves errores que pasan fundamentalmente por el objeto mismo de la convocatoria del Referéndum porque ¿Para qué se convoca ese Referéndum?. En principio el Referéndum se convoca porque es una promesa electoral del candidato de Convergencia i Unió, Artur Más, cuyo cumplimiento es requisito "sine qua non" para conseguir el apoyo de los 21 diputados de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en el parlamento catalán y así poder formar una mayoría estable de gobierno. Es decir, originariamente, el Referéndum no es más que una medida electoralista lanzada por Convergencia i Unió a fin de conseguir el poder político y lo que el mismo lleva aparejado. Una vez formado gobierno, la idea va tomando forma hasta que, por fin, el año pasado se fija la fecha de celebración del Referéndum, el 9 de Noviembre de 2014, y las preguntas a formular en el mismo. No obstante, la gran pregunta sigue en el aire: ¿Para qué se quiere celebrar el Referéndum?. En palabras del presidente catalán es para "saber que opinan los catalanes" por lo que el referéndum vendría a ser solo algo más que una simple encuesta que es a lo que parece reducirse ahora lo que va a acontecer el próximo 9 de Noviembre. Por otra parte, el socio del gobierno convergente, Oriol Junqueras, siempre se ha referido al referéndum como "el derecho a decidir". Y aquí, precisamente se encuentra el meollo de la cuestión: si el fin último de este referéndum es la independencia de Cataluña como el transcurso del tiempo parece demostrar ¿Para qué se quiere celebrar?. En el Parlament hay una amplia mayoría de representantes del pueblo catalán, libre y legalmente elegidos, que podrían votar favorablemente una moción política que implicara una declaración unilateral de independencia y, en todo caso, luego, una vez proclamada esa independencia y ya bajo una legalidad propiamente catalana se podría hacer un referéndum para pulsar la opinión de los catalanes al respecto de la misma.           
Por otro lado, si la finalidad última del Referéndum es la independencia de Cataluña, que es un supuesto clara y manifiestamente inconstitucional a tenor de lo dispuesto en el artículo 2 de la Constitución de 1978, ¿Por qué hay tanto empeño en que el medio para llegar a esa independencia, el referéndum, sea legal cuando su finalidad es ilegal?. Parece realmente absurdo, máxime si consideramos que siendo el fin último la separación de Cataluña ello implica la ruptura de todos los vínculos que la unen al resto de las Españas, pero sobre todo implica la ruptura de todos los vínculos jurídicos; es decir, si Cataluña se independizara, ello implicaría en primerísimo lugar que las leyes de este lado del Ebro no serían de aplicación allí y que la autoridad judicial representada por los actuales Tribunal Supremo, Tribunal Constitucional y Audiencia Nacional no tendrían competencia ni jurisdicción territorial en el nuevo estado catalán independiente.

            Así pues, el Referéndum y su convocatoria constituyen objetivamente un grave error del Govern catalá y de sus socios porque si lo que realmente deseaban era la independencia deberían haberla proclamado unilateralmente con la legitimidad que les concedía las mayorías parlamentaria de que disponen en el Parlament ya que los dos años de debate sobre un referéndum fallido han contribuido a sentar las bases de un problema que hasta ahora no existía, un "problema catalán en Cataluña", que el tiempo dirá en qué queda siendo extremadamente curioso comprobar cómo la formación política supuestamente más partidaria de la independencia que es Esquerra Republicana de Catalunya y cuya bandera partidaria ha logrado eclipsar a la Senyera como bandera nacional catalana, no ha retirado todavía su apoyo al gobierno de Artur Mas, quien verdaderamente ha engañado a los catalanes, y no lleva al parlamento catalán una propuesta de Ley que conllevara la proclamación unilateral de independencia a fin de obligar a la siempre ambigua Convergencia i Unió a posicionarse claramente al respecto dándola el golpe de gracia, políticamente hablando, si no lo hace. Cada minuto que pasa sin que Esquerra Republicana de Cataluña rompa su alianza con Convergencia i Unió o sin que presente una propuesta de Ley a favor de la declaración unilateral de independencia es una prueba más de que la casta política catalana en su conjunto poco o nada tiene que echar en cara a la casta política nacional a la hora de engañar al pueblo y de conducirle a la ruina material y moral en aras de seguir encaramados en el poder y en sus prebendas.

lunes, 13 de octubre de 2014

LA CRISIS DEL EBOLA EN ESPAÑA


           
Vease la diferencia entre los trajes utilizaos en España y los de Protecciñon 4
La semana pasada saltó la noticia de la primera infección por ébola fuera de África siendo la afectada una trabajadora del servicio público de salud de la Comunidad de Madrid, doña Teresa Romero, que estuvo atendiendo al segundo de los misioneros españoles repatriados del foco epidémico, el Doctor don Manuel García Viejo. Por otra parte, ayer se supo que en Estados Unidos se ha producido un segundo caso de contagio de ébola fuera de África en la persona de otra trabajadora de la sanidad norteamericana. 

            Aunque estos dos casos de contagio fuera de África parecen idénticos y existe un cierto interés en resaltar similitudes, lo cierto es que entre ambos existen notables diferencias. En los dos casos se habla de fallos en los protocolos y de algún error humano aunque en el caso español ha habido especial interés de hacer recaer,  de manera totalmente injusta, toda la responsabilidad en la trabajadora infectada.

            El principal fallo que ha existido en el caso español no fue en el protocolo del tratamiento sanitario de enfermos infectocontagiosos que existía en España antes del contagio de doña Teresa Romero, sino en el protocolo que la prudencia y el sentido común nos impone a todos ante una situación de epidemia. Ante una situación de epidemia, lo fundamental es impedir que esta se extienda, imponiendo cuarentenas y restringiendo la movilidad de los posibles afectados por lo que el primer grave error fue el sacar de una zona epidémica a un enfermo infectado en fase avanzada de la enfermedad e introducirlo en una zona geográfica hasta el momento libre de infección, porque tal decisión implicaba asumir un riesgo gratuito de extender la epidemia máxime cuando, tal y como se dijo por los medios de comunicación, no existía en España, por estar agotado a nivel mundial y hasta principio del año próximo el suero ZMAPP para el tratamiento de la enfermedad (curiosamente ahora sí está disponible dicho suero para tratar a la afectada en España). Así pues la primera diferencia entre el caso español y el norteamericano se encuentra en que en USA el ébola se ha extendido por una causa natural como fue la llegada al aeropuerto de Dallas de un ciudadano infectado sin que las autoridades supieran ese extremo mientras que en España el ébola se ha extendido a una persona por la decisión política de repatriar a dos pacientes de los que ya se sabía que estaban infectados y en un estado avanzado de la enfermedad que hacía prácticamente imposible su tratamiento y su cura.

            Los pacientes de brotes epidémicos deben ser tratados en el foco mismo de la epidemia y no moverlos de lugar para no correr el riesgo de extender la epidemia por lo que el gobierno español, en vez de repatriar a los dos misioneros, debió enviar equipos médicos y material sanitario para atajar la epidemia en su mismo lugar de origen. ¿Por qué no se ha hecho esto?, sinceramente... no encuentro la respuesta, pero hoy cuando sabemos que el Ejército Norteamericano ha destinado a tres mil hombres de la sanidad militar a Liberia para atajar la epidemia y que España va a enviar a trescientos soldados a Irak para entrenar a las fuerzas iraquíes en su lucha contra el Estado Islámico, nos hace cuestionarnos también si no están fallando en el gobierno español el protocolo de valoración de amenazas, puesto que desde finales de Julio de este año 2014 resulta más previsible, más próxima y más letal la llegada del virus de ébola a España que la llegada de un terrorista islámico desde Irak o Siria dado que la epidemia de ébola se está produciendo a tres horas en avión de la Península Ibérica y un virus es más difícil de detectar en un individuo que un arma o un explosivo.

           
Las mangas deberíam sellarse con velcros y no con cinta de embalar dificil de quitar
En cuanto al protocolo del tratamiento de pacientes infecto contagiosos se ha de indicar que siempre existe riesgo para el personal sanitario que los trata y, no existiendo jamás una seguridad al cien por cien, de lo que se trata es de minimizar esos riesgo al máximo hasta el punto de hacerlos desaparecer prácticamente. Para ello se han de tener los medios de prevención necesarios y estos medios deben proteger al máximo porque con determinadas enfermedades infecciosas de alta mortalidad y de difícil tratamiento cualquier precaución es poca. Por ello, aunque se considerase suficiente el usar un traje de protección de nivel 2 ó 3 ¿Por qué no usar un traje de protección de nivel 4 si da mayor seguridad?. Igualmente si existe la posibilidad de un contagio por medio de un contacto físico con la parte exterior del traje y demás medios de protección ¿Por qué no desinfectar previamente el traje antes de que el sanitario proceda a quitárselo?.

            No obstante, cuando se utilizan medios de protección los riesgos se limitan a tres: 1º Que los medios de protección utilizados sean los correctos por lo que utilizando un traje de protección de nivel 4 siempre estaremos ante un medio correcto por el simple motivo de que ya no existen medios de mayor protección, 2º que los medios de protección funcionen correctamente no siendo previsible que existan fallos en su fabricación puesto que son sometidos a duras pruebas de calidad antes de salir de fábrica y 3º Que los medios de protección se utilicen correctamente, estando ahí precisamente donde puede encontrarse el principal factor de riesgo porque un medio de protección de nivel 4 no es una camiseta que uno se mete por la cabeza sacando los brazos por las mangas, sino que presenta dificultades en su colocación y retirada y, por supuesto, representa cierto agobio e incomodidad, mientras se utiliza, por lo que es más que dudoso que se pueda capacitar a una persona para su uso en una breve charla de media hora. Por ello surge una nueva pregunta que puede indicar otro fallo en el protocolo ¿La existencia de un único paciente aislado exigía la urgente preparación en la utilización de trajes de seguridad de personal sin experiencia previa en la utilización de los mismos? ¿No había ya en España personal altamente cualificado y preparado en el uso de esos trajes?. Evidentemente, para el tratamiento de uno o dos pacientes localizados y aislados se pudo echar mano de las unidades sanitarias de NBQ (Nuclear, Biológico y Químico) que posee el ejército y que son expertas en el tratamiento de enfermedades infecto contagiosas y en el uso de trajes de máxima protección sin necesidad de tener que formar deprisa, corriendo y de forma insuficiente al personal sanitario del Hospital Carlos III.

            Finalmente, en España también se echa de menos un protocolo para prevenir la llegada a nuestro país de nuevos casos a causa de la natural deambulación de las personas y que puedan terminar descontrolándose. Así, mientras que Rusia ha impuesto una cuarentena de 21 días a todas las personas procedentes de las zonas epidémicas que llegan a sus aeropuertos y Estados Unidos les hace pasar un somero reconocimiento médico, en España aún no se ha tomado ninguna medida similar por lo que nuevamente estamos dejando protagonismo a la excesiva confianza y a la improvisación.

            En esta cuestión, lo que se podría hacer es que todos los cooperantes (personal sanitario) que regresen a España de las zonas epidémicas donde han estado tratando directamente con enfermos de ébola, no lo hagan en aviones de líneas regulares sino en vuelos especialmente fletados por el gobierno para su regreso tomando tierra en alguno de los varios aeropuertos que se encuentran sin tráfico aéreo donde se podrían instalar unidades médicas de aislamiento a fin de hacerles las pruebas médicas pertinentes e imponerles una cuarentena si es preciso.

            Respecto a los demás ciudadanos que simplemente vengan de las zonas epidémicas las medidas que se podrían adoptar podrían ser desde las que se están tomando en Estados Unidos hasta la cuarentena impuesta en Rusia, todo ello para minimizar los riesgos de una extensión incontrolada del virus en nuestro país.

            Por último es de indicar que ningún gobierno del mundo tiene en sus manos el poder para evitar que casos de ébola lleguen a sus respectivos países, pero la irresponsabilidad y precipitación con la que ha actuado el Gobierno español desde que decidiera repatriar al primer misionero a mediados de Agosto y la falta de previsión con la que aún está actuando equivalen a comprar todas las papeletas para que nos toque el premio.

miércoles, 8 de octubre de 2014

UN NUEVO TIEMPO POLÍTICO (y II) CAMBIOS SOCIOLÓGICOS PERCEPTIBLES



         
El avance electoral de ERC y la CUP frenará a IU y a PODEMOS
La semana pasada analizábamos las dos principales estrategias políticas que están poniendo en práctica tanto el Partido Popular como la emergente formación PODEMOS; ahora vamos a analizar ciertos cambios sociológicos que se han ido produciendo en la sociedad española de unos pocos años a esta parte y que pueden ayudar al Partido Popular a renovar su mayoría parlamentaria en detrimento de las fuerzas de izquierda.

            En primer lugar, desde la restauración de la democracia en nuestro país siempre se ha sostenido por los distintos analistas políticos y medios de comunicación que las elecciones en España se ganaban "por el centro", es decir, que el electorado, huyendo de toda posición extrema, se inclinaba hacia el Partido Popular o hacia el Partido Socialista en tanto en cuanto, representasen la mesura y la moderación política. No obstante, desde hace unos cuatro o cinco años esta tendencia a la moderación política del electorado ha cambiado como demuestra el significativo incremento de apoyos electorales a posiciones políticas rupturistas representadas principalmente por formaciones nacionalistas periféricas que se han convertido en un rentable refugio político, electoralmente hablando, para una izquierda patria que, de alguna manera, ha obviado la incompatibilidad histórica, ideológica y filosófica de ser nacionalista y de izquierdas.

            Este cambio de tendencia en el electorado ha hecho que en los últimos años ganen representación institucional a nivel municipal y autonómico formaciones políticas hasta ahora marginales como la Candidatura d´Unitat Popular (CUP) en Catalunya o la coalición Compromís, en Valencia; así como que multipliquen sus apoyos electorales en Euskalherria y Catalunya partidos políticos importantes pero, hasta ahora, minoritarios como Amaiur o Ezquerra Republicana de Catalunya (ERC) hasta el extremo de convertirse en verdaderas alternativas a nivel autonómico al monopolio político que, hasta ahora, ejercía el PNV en Euskalherria y Convergencia i Unió en Cataluña. Todos estos grupos políticos emergentes tienen como característica común, además de un reconocible nacionalismo periférico, la no aceptación del Régimen Político nacido de la llamada transición y de la Constitución de 1978 por lo que institucionalmente se les califica, con razón o sin ella, como extremistas mientras que ellos mismos se califican como partidos de izquierda.
Compromís es otra muestra de la fragmentación de la izquierda

            Otra novedad sociológica que puede producirse en las próximas elecciones generales consiste en el hecho de que hasta el momento presente han existido en el panorama electoral español siete circunscripciones electorales (Áraba, Bizkaia, Guipúzkoa, Lleida, Girona, Barcelona y Tarragona) donde los electores eran mayoritariamente de tendencias liberal-conservadoras y se inclinaban siempre por votar a opciones políticas de derechas aunque no al Partido Popular sino a los partidos nacionalistas conservadores como el Partido Nacionalista Vasco (PNV) o Convergéncia i Unió (CiU), lo que dificultaba notablemente cualquier posible victoria electoral de los populares. Pues bien, el panorama sociológico parece estar cambiando en estas siete circunscripciones electorales hasta el extremo de que es posible pronosticar que en las próximas elecciones generales los electores voten mayoritariamente a opciones políticas de izquierda pero no al Partido Socialista, Izquierda Unida o PODEMOS, sino a Amaiur o a Ezquerra Republicana de Catalunya (ERC) lo cual supondrá un  importante freno al más que previsible incremento en la representación parlamentaria de Izquierda Unida y a la irrupción en el Congreso de los Diputados de PODEMOS, a la vez que sellará definitiva y fatalmente la debacle del Partido Socialista.

            Todo este panorama político que puede salir de las próximas elecciones generales supondrá muy probablemente la existencia de una mayoría social de una izquierda muy alejada de cualquier centro político y próxima a posiciones rupturistas, más por la vertiente nacionalista que por la social, que no se materializara en una representación parlamentaria capaz de ser alternativa de poder debido a su fragmentación y a que, por la aplicación del sistema D´hondt, no obtendrán una representación institucional acorde con los apoyos electorales obtenidos y en una mayoría parlamentaria, a pesar de tener menos apoyo electoral, del Partido Popular que podrá repetir una cómoda segunda legislatura en el gobierno del país.

El Cristo Negro de Montejurra

El Cristo Negro de Montejurra
El Chouan Ibérico se suma a la iniciativa de la bitácora “Reflexión Crítica” y esta imagen estará presente en “El Chouan” mientras no cese la campaña contra los católicos en España.

Seguidores

-0-0-0-0- Carlistes de Catalunya -0-0-0-

Archivo del blog