CONTACTO (indicando como asunto El Chouan Ibérico): arturoen@hotmail.com

miércoles, 12 de julio de 2017

CORRECCIONES A LOS INTÉRPRETES DE LA POESÍA



La semana pasada publicábamos un artículo en el que se ponía de manifiesto algunos de los olvidos y errores que habían existido en el solemne acto que conmemoraba los cuarenta años del actual régimen político y que, transcurridas casi dos semanas de su realización, no ha dejado de suscitar noticias y polémicas.

            Otra de las polémicas suscitadas por el "histórico acto" viene alimentada por el líder de la emergente formación PODEMOS, cuyo afán de protagonismo es más propio del mundo del espectáculo que del servicio público hasta el extremo de que si la historia ha dado líderes que por su actividad política han terminado sufriendo la muerte, la prisión o el exilio, Pablo Iglesias puede ser el único al que el ejercicio de la política le puede llevar a caer al foso de la orquesta(1). Y es que ese irrefrenable deseo de ser el niño en el bautizo, la novia en la boda y el muerto en el funeral le lleva a hablar de todo, a pronunciarse sobre todo y a saber de todo.

            Don pablo Iglesias no ha podido por menos que puntualizar quisquillosamente la cita que Su Excelencia el Jefe del Estado hizo de don Antonio Machado en su institucional discurso del pasado 28 de Junio de 2017 afirmando textualmente en su cuenta de una conocida red social que "Quizá Felipe VI debiera leer mejor a Machado. El poema decía "una de las dos Españas ha de helarte el corazón. Una, no las dos, Don Felipe". Ahora bien, veamos si es correcta y exacta tal puntualización.

            Efectivamente Su Excelencia dice textualmente en su discurso mencionando al insigne poeta andaluz, don Antonio Machado: "el pueblo español decidió... el gran propósito nacional de unir a las dos Españas que helaban el corazón de Antonio Machado". Ahora bien el texto no constituye una cita sino más bien una desafortunada paráfrasis (frase que, imitando en su estructura otra conocida, se formula con palabras diferentes) y decimos desafortunada con justicia porque atendiendo exactamente al texto del poema de Antonio Machado, al autor del mismo no le helaba el corazón ninguna  España sino que se lo "helaba" a un hipotético españolito que venía al mundo. El famoso poema de Machado, tan utilizado por los políticos en estos últimos cuarenta años en lo que no ha sido nada más que una demostración de la retorcida utilización que nuestra casta política es capaz de hacer de la Cultura, se ha convertido en un icono al que se le ha dado una significación política que difícilmente le corresponde tal y como vamos a explicar a continuación.

            El poema de Don Antonio Machado titulado "Españolito"  es una muy famosa composición que forma parte de "Proverbios y Cantares", obra incluida en el libro recopilatorio "Campos de Castilla", cuya edición definitiva data de 1917, y dice exactamente así:

         "Ya hay un español que quiere

vivir y a vivir empieza,

entre una España que muere

y otra España que bosteza.

Españolito que vienes

al mundo te guarde Dios.

Una de las dos Españas

ha de helarte el corazón".

           
El hecho de que en el poema se hablase de dos Españas ha sido la justificación más que suficiente para que los distintos miembros de la Casta Política lo hayan politizado indebidamente aplicándolo al conflicto civil de 1936 a 1939, pero que el poema en cuestión date de 1917, es decir, casi treinta años antes del inicio de la guerra civil, hace que el autor no tuviera ni pudiera tener en mente a ninguno de los dos bandos de aquella conflagración por lo que la mención a "las dos Españas" no se refiere a ninguna guerra civil.

Por otra parte ¿Qué es lo que realmente dice el poema? ¿Qué es lo que expresa?. Don Antonio Machado habla de un hipotético españolito que acaba de nacer y que lucha por vivir en un tiempo en el que la mortalidad infantil era muy elevada existiendo un elevado porcentaje de partos malogrados y que viene a la vida entre "Una España que Muere" y "otra España que Bosteza", lo que hace pensar que se refiere al hecho de un alumbramiento a altas horas de la madrugada, horas en la que las leyendas populares señalan que se incrementa la mortalidad (la España que muere) y horas, evidentemente, en las que la gente suele disponerse a dormir  o a ser poseída por el sueño (La España que duerme), por lo que la referencia a "las dos Españas" no tendría originariamente ninguna intencionalidad política. Si se tuviera que atender al punto vista puramente político, esas dos Españas de las que habla el poema son concretamente una que "muere" y otra "que bosteza", es decir una que deja de ser y de existir porque se extingue biológicamente y otra que se echa a dormir alegre y despreocupadamente, por lo que política y sociológicamente ninguna de esas dos Españas es digna de admiración y las dos merecen el mayor de los desprecios hasta el punto que tener que afirmar que el españolito que viene al mundo en cualquiera de esas dos Españas no sería nada más que un ser digno de lástima.

Finalmente, si el lenguaje en manos de un político puede ser confuso y engañoso no ocurre así con un literato que por amor a su arte y al buen hacer utiliza el lenguaje de la forma más precisa y exacta y cuando don Antonio Machado en su poema utiliza la expresión "helarte el corazón" debe entenderse, a tenor del significado que da el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, dejar frío, indiferente, desalentado, pasmado... en ningún caso debe entenderse la expresión "helarte el corazón" en el sentido de tomar apasionado partido tal y como parece que han malinterpretado interesadamente nuestros políticos desde hace más de medio siglo en lo que ya es una prueba plena de su supina ignorancia o de la más grosera de sus manipulaciones.




               









(1) Hace no mucho tiempo era una práctica habitual de no pocos actores y actrices teatrales no respetar su posición en el escenario y con tal de ser mejor escuchado, ganar mayor protagonismo y sobresalir entre sus compañeros de reparto  irse poco a poco acercándose al público hasta que las tablas del escenario se acababan terminando más de uno cayéndose al foso destinado a la orquesta y que separaba el escenario de la platea del teatro.

2 comentarios:

Juli Gan dijo...

He leído su publicación y creo que lo explica de una manera nítida e inmejorable. Se toma el poema de Antonio Machado por lo que no es, quizá porque en la memoria de todos está grabado el último mal pasaje del pobre poeta. Un afectuoso saludo.

El Chouan Ibérico dijo...

Juli Gan: Gracias por su comentario, pero que se tome este concreto poema de Antonio Machado por lo que no es, no debería tener nada que ver con la personalidad y militancia política de su autor.

De hecho, para resaltar el posicionamiento político de Antonio Machado durante la Guerra Civil bastaría con recordar no tanto su trágico final como su poema dedicado a Enrique Lister en el que termina diciéndo "Ójala mi pluma valiera lo que tu pistola de capitán".

Salud y amistad

El Cristo Negro de Montejurra

El Cristo Negro de Montejurra
El Chouan Ibérico se suma a la iniciativa de la bitácora “Reflexión Crítica” y esta imagen estará presente en “El Chouan” mientras no cese la campaña contra los católicos en España.

Seguidores

-0-0-0-0- Carlistes de Catalunya -0-0-0-

Archivo del blog