CONTACTO (indicando como asunto El Chouan Ibérico): arturoen@hotmail.com

martes, 11 de mayo de 2010

EL FINAL DEL ESTADO DEL BIENESTAR

La actual crisis económica que afecta a todo el mundo y especialmente a Europa, ha puesto a los gobiernos occidentales en la tesitura de tener que elegir entre salvar al capitalismo o de salvar el estado de bienestar y han optado claramente por lo primero con la ayuda, todo hay que decirlo, de la República Popular China; el único gran estado comunista que queda en el mundo.


Si bien la idea del “Estado del Bienestar” surge en Francia en la segunda mitad del siglo XIX como resultado sincrético de ideas tan diversas como las defendidas por los socialcristianos, los socialdemócratas, los socialistas utópicos o los grandes sindicatos industriales, no es hasta los años veinte del pasado siglo cuando se empieza a materializar dicho “Estado del Bienestar” en algunos países europeos, generalizándose su instauración en toda Europa Occidental al final de la II Guerra Mundial como eficaz medida para contrarrestar la expansión del comunismo soviético al responder a la lógica irrefutable de que, garantizando a los trabajadores la seguridad laboral, la protección en la vejez, en el desempleo y en la enfermedad así como su acceso a la educación y al ocio; se obtenía como resultado a corto plazo la paz social y a medio y largo plazo se lograba apartar a los trabajadores de todo radicalismo social o político.


En la práctica, el “Estado del Bienestar” implica una intervención estatal, aunque mínima, en la economía y una regulación del mercado que no es totalmente libre al estar sometido a limitaciones a favor de los derechos de los trabajadores y a rígidos sistemas tributarios que permiten a los gobiernos recaudar fondos para sostener las diversas instituciones de protección y promoción social de sus ciudadanos. A la larga el “Estado del Bienestar” supuso que los beneficios económicos de los capitalistas por muy grandes que fueran siempre fueran menores de los que hubieran sido de no existir el mismo al hacer a los empresarios y a las grandes rentas corresponsables y cofinanciadores junto con las instituciones estatales de las garantías sociales.


Tras varías décadas doradas, el “Estado del Bienestar” empieza a sufrir continuos y progresivos recortes en toda Europa a causa de las sucesivas crisis económicas de 1973 y 1979 siendo especialmente destacables los producidos en el Reino Unido durante la década de los años ochenta bajo el gobierno conservador de Margaret Thatcher, para finalmente ser definitivamente cuestionado tras la caída del Comunismo en 1990. No obstante, hay que reconocer que en la primera mitad de los años setenta del pasado siglo, el “Estado del Bienestar” había tocado techo pues no podía generar ni más bienestar a sus ciudadanos sin alterar las estructuras económicas capitalistas ni más riqueza económica a su clase empresarial sin disminuir el grado de protección social manteniéndose aún como un gran logro político durante quince años más simple y llanamente por la existencia del “peligro comunista”.


Con la desaparición del bloque soviético no solo desaparece la causa principal de la existencia del “Estado del Bienestar”, sino que se empieza a hablar de un Nuevo Orden Mundial, de la Globalización y de las ventajas del neoliberalismo económico que significa la apertura de nuevos horizontes y nuevas fronteras al expansionismo mercantil requiriendo la eliminación de todo intervencionismo y la total libertad de los mercados que han de funcionar sin sujeción a regulación alguna siendo requisitos o exigencias de la nueva etapa económica la flexibilidad del mercado laboral, la movilidad de capitales y de personas y la reducción de los impuestos conllevando todo ello, lógicamente, una reducción de los derechos laborales, llegando incluso a plantearse la prolongación de la jornada laboral, lo que significaría liquidar más de cien años de logros del movimiento obrero.


La crisis económica del 2008, que aun padecemos, y que encuentra su origen en la avidez y en la avaricia liberal-capitalista ha venido a justificar el desmantelamiento del “Estado del Bienestar” europeo en beneficio de la total y absoluta libertad económica y de los mercados, pues analizando con atención las soluciones económicas que se están poniendo en marcha para superar la crisis todas ellas vienen a suponer radicales recortes sociales, principalmente en las pensiones y en el gasto público, el cual es imprescindible para mantener los sistemas de protección social, permitiendo de este modo la reducción de los impuestos y de las cotizaciones sociales de los empresarios, los cuales disfrutaran de un nuevo ciclo de expansión económica que les permitirá engrandecer sus empresas y enriquecerse.


Así pues, no debemos dejar engañarnos por encorbatados encantadores de serpientes y tenemos que ser conscientes de que la casta dirigente europea constituida por políticos y financieros, ha decidido liquidar definitivamente el “Estado del Bienestar” en beneficio del liberalismo económico y que a partir de ahora veremos reducirse la protección social y los derechos laborales hasta, posiblemente, su total desaparición siendo las cuestiones que subyacen las siguientes: ¿Qué condiciones sociales y laborales van a sobrevenir? ¿Volverán los trabajadores a vivir en las condiciones, hoy superadas, de los primeros años de la revolución industrial? ¿Es el destino de todos los ciudadanos europeos asumir las condiciones laborales que existen en Asia?.


4 comentarios:

Juli Gan dijo...

Está claro que el Estado protector se ha acabado. El capitalismo salvaje lo pillará todo y nosotros, con mala o peor fortuna, a pencar. Esto es, pagar por todo: Sanidad, educación, jubliaciones por el banco....

El Chouan Ibérico dijo...

Sí, nos tocará lo que usted dice, pero aún nos cabe recordar que "la dignidad del esclavo se llama rebelión" (Espartaco) y reconsiderar nuestras posturas individuales, colectivas y políticas.

Salud y Amistad

Anónimo dijo...

Yo solo puedo decir que en este país no ya no hay más postulantes de ideas sociales que los carlistas y los anarquistas.

SOLO DE INTERES dijo...

Hola, Arturo, Felicitaciones !!!! tienes un premio en mi Blog, por favor pasa por el. Un fuerte abrazo

El Cristo Negro de Montejurra

El Cristo Negro de Montejurra
El Chouan Ibérico se suma a la iniciativa de la bitácora “Reflexión Crítica” y esta imagen estará presente en “El Chouan” mientras no cese la campaña contra los católicos en España.

Seguidores

-0-0-0-0- Carlistes de Catalunya -0-0-0-

Archivo del blog