CONTACTO (indicando como asunto El Chouan Ibérico): arturoen@hotmail.com

viernes, 17 de junio de 2016

EJEMPLOS DE NIVEL INTELECTUAL DE LA CASTA POLÍTICA (1)


Evidentemente quien quiera ver un Einstein que no vea un debate electoral

            Que las elecciones europeas de 2014 supusieron el inicio de un tsunami político en España con la aparición de nuevas formaciones políticas no se puede negar como tampoco se puede negar que dicho tsunami, lejos de significar cambio o revolución, tan solo significa una ampliación de la casta política donde lo viejo, como ya ocurrió en la primera transición, se codea con lo nuevo hasta que por pura ley biológica muera y sea sustituido por completo de una forma natural.

            Si la casta política española siempre ha estado integrada por personas de un nivel intelectual ínfimo, no se puede negar que la nueva ampliación de la misma ha supuesto una devaluación de dicho nivel a pesar de que, entre los nuevos miembros,  proliferan titulados superiores e incluso profesores universitarios que lo que están demostrando es el terrible daño que ha hecho a nuestro país la ausencia de un coherente sistema educativo donde no solo se primase la acumulación de conocimientos sino también la capacidad de razonar y deducir conclusiones.

            Lamentablemente y aun siendo consciente que me lloverán críticas, no puedo por menos que indicar dos casos que ejemplarizan esta afirmación.
           
            El primer caso lo encontramos en las declaraciones de la parlamentaria catalana Anna Gabriel, que en una entrevista emitida por Cataluña Radio manifestó que "le satisfaría la idea de formar parte de un grupo que decida tener hijos en común y en colectivo", esto es, para educarlo por un colectivo o tribu, porque "las personas que deciden tener hijos en familia tienden a convertirse en más conservadoras".

            Estas palabras, que generaron cierto escándalo histérico por parte de la derechona, no han sabido ser contestadas razonadamente por ninguno de sus voceros quienes se han limitado a emitir, tras comprobar que su tensión arterial les permitía articular palabra, algunos exabruptos y chistes fáciles demostrando que no son intelectualmente superiores a la señora Anna Gabriel.

            Es muy posible que la señora Anna Gabriel este en contra de la familia tradicional y que desee que sea suprimida. La señora Anna Gabriel sabrá el por qué y en cualquier caso tiene derecho a opinar al respecto lo que le venga en gana aunque sería de agradecer que su pugna contra el modelo familiar existente fuera más directo, lo que lo haría más sincero, y no lo intentase camuflar con elucubraciones filosóficas, que ponen de manifiesto un imperdonable desconocimiento histórico y sociológico del proceso de la educación de los hijos porque, al fin y al cabo, todo hijo es educado en una tribu y más hoy en día donde los vínculos familiares se han debilitado notablemente y existe una mayor influencia ajena a la familia en la educación de los niños.

            A pesar de que un niño nazca en una familia compuesta de padre y madre, ese niño desde una corta edad queda integrado en una tribu y va aprendiendo a socializarse por el contacto con otros niños en las guarderías y colegios. La familia tiene que educar al niño para convivir en la tribu y así se le enseña el respeto básico a las normas de convivencia que rigen en esa tribu. Así pues, para encontrar un hijo que se eduque aisladamente del colectivo del que formará parte como miembro al alcanzar la edad adulta habría que irse a una isla desierta donde hubiera una familia de "Robinsones".


            Las heterodoxas y simpáticas declaraciones de la señora Anna Gabriel tal vez deban ser enmarcadas en el gran esfuerzo, grande y estéril, que está haciendo la izquierda europea por reinventarse y que, en muchos casos, les lleva a decir cosas muy raras que difícilmente  pueden encuadrarse en un programa progresista o enlazar con los programas y hechos del izquierdismo histórico.

            Dice la Señora Gabriel que "las personas que deciden tener hijos en familia tienden a inculcarles cierto conservadurismo". Pues bien, ignoro si doña Anna Gabriel ha sido educada por un colectivo, pero si no ha sido así se ha educado en una familia de "las de toda la vida" y sus manifestaciones son prueba irrefutable que muy conservadora no ha salido. Por otra parte, habla de educar en o por un colectivo con la finalidad de que los hijos salgan menos conservadores y resulten más liberales y progresistas pero ignora la señora Gabriel que la historia nos demuestra que la educación por la tribu no solo no garantiza eso sino más bien tiende a todo lo contrario quedando todo supeditado al concepto que la excelentísima señora diputada tenga de colectivo o tribu .

            A este respecto no se puede negar que los espartanos constituían dentro del sistema de ciudades-estado griegas una tribu que, a partir del Siglo VI A. de C., adoptó un sistema educativo novedoso denominado "Agogé" en virtud del cual  mientras el niño estaba en el ambiente familiar se le educaba siguiendo las estrictas instrucciones de la tribu que prohibían darle caprichos o consentirle rabietas y obligaban asimismo a que permaneciera durante largos periodos en soledad y oscuridad. Al alcanzar los siete años, el niño era apartado de la familia y se integraba en una "Agelé"  donde aprendía a leer y escribir, a cantar y a cultivar la lucha y la gimnasia. La educación espartana era obligatoria y, a diferencia de la educación ateniense que era individualizada con un preceptor esclavo, era colectiva.

            Y aquí no puede menos que surgir la pregunta ¿Constituye la sociedad espartana un modelo ideal a seguir según los actuales ideólogos del izquierdismo?

            No hemos querido ser crueles y sí comprensivos con las manifestaciones de doña Anna Gabriel y por eso nos hemos referido a la educación espartana como modelo de educación por el colectivo al ser ya dicha educación solo objeto de estudio científico sin levantar hoy en día polémica alguna, pero en la historia europea reciente también se dan otros ejemplos de "educación por la tribu" que sinceramente no encajan ni a martillazos en unos supuestos principios cristianos, liberales o progresistas.

            En fin... parafraseando al clásico, bienvenido sea un bajo nivel intelectual porque ello nos permite ser atrevidos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Buenos días:

En mi experiencia con los políticos –doce años de actividad sindical como liberado en la administración local y visitando numerosos ayuntamientos y una diputación– que, de soslayo, permite conocer a “políticos” de otras administración he observado un denominador común, que el común de los mortales no quiere entender, y es que quien de verdad sería un buen político, la persona mínimamente honrada habitualmente abandona esa carrera al poco de su inicio tras conocer, de primera mano, la suciedad que la envuelve. Quedan dos tipos: aquellos que quieren conocer el fondo de la política de buena fe –pese a todo– y los que son simples trepas ignorantes que carecen de otros ingresos asegurados. Y en los últimos meses veo que en los pueblos quienes están integrando las filas de Podemos son los trepas y los tránsfugas que tras un “profundo debate político interno” han decidido cambiar de filas. En fin, que en España el bipartidismo PP-Podemos tiene muy buena salud. Y, por cierto, para los que crean aún en Podemos, este partido hará lo que hizo Tsipras cuando alcanzo el poder: claudicar de todos los principios y continuar con los “ajustes” que inicio el señor Rajoy. Podemos ya ha pasado la criba de los partidos que no son rupturistas. ¿Qué nivel de inteligencia pensamos entonces encontrar? Pero bueno, no adelantemos acontecimientos.

El Cristo Negro de Montejurra

El Cristo Negro de Montejurra
El Chouan Ibérico se suma a la iniciativa de la bitácora “Reflexión Crítica” y esta imagen estará presente en “El Chouan” mientras no cese la campaña contra los católicos en España.

Seguidores

-0-0-0-0- Carlistes de Catalunya -0-0-0-

Archivo del blog